Remoción de cordales

 

¿Que son los cordales o muelas de juicio?

 


Se le llama así a los terceros molares que se encuentran en ambas quijadas y son los últimos en erupcionar. Tradicionalmente a los cordales se les ha llamado muelas de juicio ya que suelen aparecer alrededor de los 15 a 18 años cuando se entiende comenzamos a tener juicio de nuestras acciones.


¿Todos tenemos cordales? Existen tres posibilidades para contestar esta pregunta:

  1. Por razones genéticas, puede que el cordal nunca se forme por lo cual, nunca erupcionara.

  2. Otra posibilidad es que el cordal erupcione y forme parte de la dentición en forma normal.

  3. La última alternativa, la más común, es que los cordales queden atrapados en hueso o tejido, lo cual se conoce como un cordal impactado.

¿Porque se impactan los cordales?

Existen diversas causas, entre ellas factores hereditarios, congénitos y factores locales, estos últimos siendo los más comunes. Una forma de verlo es que los cordales al ser las ultimas piezas en salir, generalmente “llegan tarde a la repartición de hueso”.

 

¿Que tipos de Impacción existen?

Impacción en Tejido Blando: La porción superior de la corona del diente ha logrado salir del hueso pero se ha quedado pillado debajo de la encia. Esta puede estar tapando la corona del diente parcialmente o en su totalidad. Esto dificulta el poder mantener el área limpia ya que debris y comida se pueden acumular entre el diente y la encia dando paso a infección (pericoronitis) y/o caries.


Impacción en Hueso Parcial - El cordal esta parcialmente erupcionado, pero parte de la corona del diente se mantiene debajo del nivel del hueso. Nuevamente, esto dificulta su mantenimiento y una secuela normal es el desarrollo de infecciones localizadas en el área.


Impacción completa en Hueso - En este caso el diente esta completamente por debajo del nivel del hueso. Este tipo de impacción conlleva técnicas quirúrgicas mas complejas para su remoción.

 

¿Cual es el mejor momento para la remoción de cordales?

El momento idóneo para la remoción de cordales es en pacientes entre 15 a 25 años de edad. El momento ideal de hacer el procedimiento es cuando el paciente esta asintomático, de esta manera la recuperación para el paciente será más favorable. Es por esto que recomendamos la evaluación de los mismos aunque el paciente no le estén molestando los cordales.

 

¿Quién es el indicado para extraer los cordales?

El problema de impacción de cordales por lo general es detectado por un dentista generalista y/o especialistas en diferentes ramas de la odontología. Sin embargo, la intervención quirúrgica debe ser realizada por el Máxilofacial ya que estos reciben 4 años de entrenamiento post-doctoral especializado que los capacita para este tipo de procedimientos.


En manos del Dr. Jiménez-Bosch este es un procedimiento de rutina que se hace bajo sedación para la comodidad del paciente y puede tardar de 20 a 45 minutos con un mínimo de efectos secundarios, como dolor o inflamación.

 

Las 11 razones más comunes para la remoción de los Cordales:

  1. Caries – Directamente en la corona del cordal o comúnmente en la parte distal de la corona de las 2ndas molares mandibulares y/o maxilares.

  2. Pericoronitis – Infección localizada que puede resultar en dolor, inflamación, mal aliento y/o dificultad al abrir la boca. La infección se puede mover a espacios adyacentes como cara y/o cuello. Por lo general, la recurrencia de estos episodios, tiende a ser más frecuente y más severa.

  3. Presión – La posición de los cordales puede causar una sensación de presión que el paciente por lo general reporta como dolorosa.

  4. Razones Ortodónticas – Entre ellas corrección de inclinación de las 2das molares y/o distalización de 1eras y 2ndas molares.

  5. Razones Protésicas – Cordales que se asomen por debajo de una dentadura pueden traer problemas de irritación continua en el área.

  6. Quistes – La formación de quistes asociados a dientes impactados puede llevar a destrucción ósea, expansión de las quijadas, desplazamiento de dientes a otros espacios, daño a piezas adyacentes y/o fracturas patológicas.

  7. Mandíbula Pequeña – La falta de espacio para la erupción de los cordales puede resultar en inflamación del área retromolar lo cual puede ser muy doloroso.

  8. Higiene – Muchas veces la posición tan posterior de los cordales erupcionados, hace su acceso a limpieza muy difícil, por la relación que estos guardan al ramo mandibular y el proceso coronoide. En ocasiones es casi imposible el pasar el cepillo por estas áreas.

  9. Edad – A medida que avanza la persona en edad, aumenta la morbilidad del procedimiento, mayormente a causa de la pérdida de elasticidad ósea y complicaciones de salud que pueda presentar el paciente.

  10. Reabsorción radicular – En ocasiones la erupción de los cordales puede causar reabsorción de la raíz de las 2ndas molares.

  11. Y por último, la razón más común por la cual los pacientes piden extracción de cordales: Paz Mental !

 

Para más información, favor comunicarse a: info@maxilofacialpr.com
© Copyrights 2012 - Cirugía Oral y Maxilofacial de Caparra. Todos los Derechos están Reservados.
Designed by: Mediatek